Terapia de pareja

El objetivo de la terapia de pareja es que la pareja se “encuentre”, es decir, que puedan activar los recursos personales que le permitan mostrar sus necesidades a la otra parte de una forma responsable y honesta y, por ende, satisfacerlas en la medida de lo posible. Hablamos de la necesidad de comunicar, de afecto, de reciprocidad, de intimidad, de confianza…

Uno de los temas principales  a tratar en terapia de pareja son nuestras creencias sobre qué es “estar en pareja”. Muchas parejas responden con un “vivir juntos”, “tener intimidad sexual”, etc., y todas estarán en lo cierto, si bien hay que tener en cuenta que estas creencias no son verdades universales que funcionen por igual en toda pareja. Por ello, durante las sesiones pondremos la atención en:

  • Ser consciente de que todo lo que hago o dejo de hacer afecta a la otra parte. Esto implica, de una parte, reconocer en primera persona el efecto de mi pareja en mí y de otra parte, aceptar la responsabilidad sobre mi efecto sobre mi pareja.
  • La necesidad de sentir la reciprocidad, pues en una relación de pareja el amor NO es incondicional. En este sentido, la pareja se verá reforzada en el proceso de establecer una serie de acuerdos para aceptar la responsabilidad mutua de “mantener la llama”.

El reconocimiento de nuestras creencias como tales, conformando el mapa de lo aceptable y lo no aceptable en ESTA pareja; liberándonos así del sentimiento de vergüenza hacia el juicio ajeno, ya que la problemática en cada pareja y la forma de resolverla es propia y ni siquiera ha de llevar siempre a seguir en pareja.